El suelo es un componente esencial del medio ambiente en el que se desarrolla la vida.El suelo es frágil, de difícil y larga recuperación (tarda desde miles a cientos de miles de años en formarse), y de extensión limitada, por lo que se considera como recurso no renovable.